Esta tradicional Batalla tiene lugar en la Alameda cada año el último domingo del mes de julio. Sus orígenes datan del siglo XIX. La batalla se realiza en impresionantes carrozas hechas por los artistas falleros decoradas por flores. En estas carrozas van montadas  la Reina dels Jocs Florals, las Falleras Mayores de Valencia del año anterior  y sus Cortes de Honor  la Bellea del Foc, la Reina de la Magdalena, la Reina de la Poesía, las preseleccionadas para optar a ser Falleras Mayores y Corte de Valencia. También asisten algunas Falleras Mayores de comisiones que han sido agraciadas con una carroza, estas últimas van disfrazadas según el motivo del diseño de la carroza.

En esta batalla se lanzan más de un millón de claveles amarillos y naranjas entre las carrozas y las personas que acceden a los palcos. El aforo es limitado, por lo que la venta de palcos se agota a las pocas horas de haber salido a la venta.